Siguenos en Facebook y Twitter   Ver el Mapa->

/// Más sobre: El hongo candida albicans

Candida albicans: La “epidemia silenciosa” de los hongos

Más sobre: El hongo candida albicans

Su punto de comienzo:

Hay dos formas principales en las cuales el hongo candida logra su crecimiento y gana su sustento: el uso de antibióticos y el consumo de azúcar o de los carbohidratos refinados (harina de trigo, arroz, pan, papa, dulces, refrescos, etc.). Nuestro intestino está normalmente cubierto de bacterias que son beneficiosas para nuestra salud. Dos de las funciones principales de estas bacterias “buenas” son: (1) absorber nutrientes de los alimentos que consumimos, y (2) re-absorber agua y electrolitos (minerales, etc.) antes de la evacuación. La propagación de estas bacterias “buenas” es normalmente en cantidades lo suficientemente grandes como para no permitir que el hongo candida colonice y domine nuestro intestino. Las bacterias “buenas” producen ácido láctico lo cual controla el crecimiento del hongocandida albicans. Mientras más bacterias “buenas” haya en el intestino menos candida podrá existir en el mismo. Lo contrario también es cierto, tener mucho hongocandida ocasionará que la colonia de bacterias “buenas” sea muy escasa. Candida compite con las bacterias “buenas” por el mismo espacio de vida en la mucosa o pared intestinal.

Las bacterias “buenas” componen una parte vital de lo que llamamos la “flora intestinal”. En el caso de la mujer también existe una “flora vaginal”. Sin embargo, el uso de antibióticos tiene como efecto secundario el causar la eliminación de las bacterias “buenas”. Es por esta razón que algunos médicos recomiendan mucho el consumo de Yogurt y de suplementos de bacterias “buenas” como acidophilus para reemplazar la flora intestinal que es destruida por los antibióticos. Los antibióticos destruyen bacterias, tanto “malas” como “buenas”, pero son totalmente inofensivos contra los hongos, permitiendo a los hongos que viven en los intestinos el crecer sin control. En adición, el uso de esteroides (cortisonas, etc.), las píldoras para el control de la natalidad, los antiácidos y medicamentos para las la acidez y las úlceras (Tagamet, Zantac, Pepcid, Axid, etc.) son también factores que logran que el hongo candida se reproduzca y crezca rápidamente. Si el efecto del antibiótico utilizado es lo suficientemente fuerte, o largo, puede eliminar una gran parte de las bacterias “buenas” en una porción o en toda la pared intestinal. Ya que una de las funciones de las bacterias “buenas” es absorber agua, la diarrea es uno de los síntomas de la destrucción de esta capa de bacterias “buenas”.

Ahora, ambos organismos (bacterias “buenas” y candida) son agresivos en su competencia por el espacio dentro de la pared intestinal, y cuando las bacterias “buenas” son eliminadas, al hongo candida se le facilita ocupar este espacio. El problema es, que cualquiera de los organismos que predomine en una sección del intestino o de la vagina, luchará para mantener fuera al otro organismo. Por ejemplo; normalmente, las bacterias “buenas” mantienen fuera a candida, pero lo contrario también es cierto: cuando las bacterias “buenas” son eliminadas y candida tiene el control, es muy agresivo manteniendo fuera a las bacterias “buenas”. Entonces el hongo candida se convierte en lo “normal” a pesar de que su proliferación en nuestro cuerpo no tiene nada de normal.

Una de las cosas que es importante entender es que si el ataque de diarreas se termina (lo que generalmente sucede cuando se descontinúan los antibióticos por un período de tiempo y se ingieren cantidades de yogurt o acidophilus – fuentes de bacterias “buenas”), esto no necesariamente significa que hemos rellenado de bacterias “buenas” todo el largo del tracto intestinal. Mientras, puede haber suficiente repoblación de bacterias “buenas” como para comenzar una vez más la absorción de agua pero esto no significa que el sistema completo esté repoblado. En otras palabras, puede haber segmentos enteros del intestino aun cubiertos decandida, y que estén causando una disminución en las funciones normales dentro de estos segmentos. Cuando existe un exceso de población de candida en el cuerpo se pueden sentir una extensa variedad de síntomas como: picores en la piel, flujo vaginal, migrañas, sinusitis, alergias, gases intestinales y muchos más. Según se ha descubierto, el hongo candida produce unos 79 tóxicos distintos entre los cuales se destaca el formaldehído (formaldehyde) que es el químico que se utiliza para embalsamar los cuerpos de los difuntos el cual es extremadamente irritante al cuerpo.

La segunda razón por la cual candida inicialmente puede lograr colonizar el cuerpo, es a través del consumo de azúcares o de su derivado el alcohol (vino, cerveza, ron, etc.).Sencillamente, el azúcar es la fuente de alimento favorito del hongo candida. Felizmente alimentado, éste se multiplica. Sin embargo, a pesar que sus efectos son menores, los carbohidratos refinados (pan, cereales, pasta, etc.) también tienen la capacidad de ser rebajados para ser su fuente de alimento.

Qué es el hongo Candida Albicans
Solución a las infecciones de candida albicans
Más sobre: El hongo candida albicans

Como trabaja el hongo (en contra nuestra)
Diagnóstico
Tratamiento

metaboforte, metabolismo, metabolismo lento, slow metabolism, el poder del metabolismo, the power of your metabolism, frank suarez, bajar de peso, perder peso, adelgazar, tiroides, tiroide, diabetes, dieta, metaboforte, metabolismo, metabolismo lento, slow metabolism, el poder del metabolismo, the power of your metabolism, frank suarez, bajar de peso, perder peso, adelgazar, tiroides, tiroide, diabetes, dietaVolver a la lista de Los Obstáculos
Próximo obstáculometaboforte, metabolismo, metabolismo lento, slow metabolism, el poder del metabolismo, the power of your metabolism, frank suarez, bajar de peso, perder peso, adelgazar, tiroides, tiroide, diabetes, dieta, metaboforte, metabolismo, metabolismo lento, slow metabolism, el poder del metabolismo, the power of your metabolism, frank suarez, bajar de peso, perder peso, adelgazar, tiroides, tiroide, diabetes, dieta